31 de octubre de 2008

EXCLUSIVA: DECLARACIONES DE DOÑA SOFÍA

La reciente polémica levantada en torno a ciertas declaraciones de Su Majestad la Reina Consorte de España y Princesa de Grecia y Dinamarca Doña Σοφία Μαργαρίτα Βικτωρία Φρειδερίκη Γλίξμπουργκ -conocida popularmente como Sofía- acerca de la homosexualidad, el aborto y la educación no es sino una cortina de humo para desviar la atención informativa del auténtico escándalo.

La Becaria Número 3 de Mi Mesa Cojea ha tenido acceso a los descartes de la entrevista con Doña Sofía. Publicamos, en rigurosa exclusiva, un extracto de dichas declaraciones censurado por los grandes medios:

“Una noche me levanté a hacer pis y me encontré a Marichalao, que así es como le llamamos, desnudo en mitad de la sala de recepciones. Estaba subido en una mesa, defecando en el interior de un jarrón de la dinastía Ming, y tarareando el jingle de “Padres forzosos”. Le pregunté: “Jaime, cariño, ¿estás bien?” Él me miró y, muy serio, me dijo: “¿A qué te refieres?”

“Mi marido y yo seguimos practicando el sexo con regularidad, de ahí que nos veamos tan poco.” 

“Sí, Leticia se ha puesto tetas, pero fue por un malentendido. Hará cuatro meses, mi marido le dijo: “Leticia, habrá que ir pensando en hacerte un busto”. La pobre lo entendió mal, pero mi hijo nunca había sido tan feliz.”

“El aborto debería ser delito. Cuando yo estaba embarazada de Elena, el médico nos dijo que no sería completamente normal, pero decidí tenerla a pesar de todo.”

“Los Borbones son muy clásicos para las cuestiones sexuales. Una vez le propuse a Juan lamerle el ano, y él me dijo. “¿Te parezco un sello?” Recuerdo que me entró la risa floja y le dije: “De perfil, sí.” Se pasó sin hablarme un mes. En la cama no es nada campechano.”

“La quema de fotos de Juan fue idea de Charli, el director de comunicación de la Casa Real, un chico de 22 años con un talento enorme. Hicieron un estudio de mercado y se dieron cuenta de que la monarquía había perdido imagen de marca, así que Charli nos propuso hacer una cosa que se llama… Eh... “viral” me parece. Lo organizó todo con su equipo, y salió muy bien, la verdad. Desde que queman fotos, recibimos más regalos que nunca.”

“A mi marido le encantan las nuevas tecnologías. Yo no sé mucho de eso, pero una vez me dijo que se había creado un perfil o algo así en una cosa llamada Facebook. Pero, claro, para que la gente no le identifique, se hace pasar por una chica de 13 años que se llama Mamen.”

“En cuestiones políticas me siento muy próxima a la izquierda abertzale. No comparto la acción armada, por supuesto, pero creo que la independencia de Euskal Herria es una reivindicación legítima. Lo que pasa es que, claro, de esto no puedo hablar con mi marido porque se pone como un orangután, el muy cabestro.”

YIHADITARRAS

Hoy la Yihad vascongada ha continuado su ofensiva contra los coches españoles detonando un turismo de cinco puertas en la Universidad de Navarra, lo que ha provocado los consabidos daños auditivos y ataques de nervios. El coche fue abandonado a medio camino entre la biblioteca y la Facultad de Comunicación, como si los yihaditarras no tuvieran muy claro qué preferían como objetivo, si los libros o sus futuros autores.

Este atentado me ha recordado algo que tuve el privilegio de vivir en primera persona hace casi una década. Ocurrió en otra facultad de Comunicación, la de la Universidad del País Vasco, el 19 de diciembre de 2.000.

Aquel día, por la mañana, estaba yo fumando un cigarro entre clase y clase, cuando el edificio empezó a ser desalojado. Alguien se había percatado de que en el ascensor había un paquete sospechoso que “parecía” una bomba. Lo era. Estaba cargada con 3’5 kilos de dinamita, se activaba a distancia y, según se confirmó después, debía servir para asesinar a Gotzone Mora, profesora de sociología y portavoz por aquel entonces de la plataforma “Profesores por la Libertad”. Gracias al desalojo, a la intervención de la Ertzaintza y a que Gotzone Mora se retrasó un poco, la bomba no llegó a explotar.

A los yihaditarras, está claro, no les gustan las facultades de comunicación porque saben que su mayor enemigo no está en la policía ni en los jueces ni en los políticos. Su enemigo más peligroso está en las Humanidades, en la Historia, en la palabra y en la imagen, en la opinión y el editorial, en la libre expresión y en la libre oposición.

La bomba que pusieron en mi facultad nos convenció a unos cuantos de la necesidad de usar la palabra como arma, de defender la libertad de expresión a pesar de todo y de cuantos hiciera falta. Por eso mismo estoy seguro de que esta noche, en Navarra, muchos estudiantes están mirando fijamente un Word en blanco, preguntándose cómo empezar, cómo abordar un problema tan complejo sin que la rabia domine la sintaxis, cómo escribir con una violencia equiparable a un coche en llamas.

Los yihaditarras, mientras tanto, aguardarán en un piso franco, asilados del mundo y de sí mismos, ignorando que sus actos, lejos de haber “socializado el dolor”, tal y como pretendían, han socializado un poco más la rebeldía.

Que ardan, pues, las palabras. Y que el incendio los acorrale.

29 de octubre de 2008

CORRECTO

–Partes son ésas –respondió el del Bosque– no sólo para ser condesa, sino para ser ninfa del verde bosque. ¡Oh hideputa, puta, y qué rejo debe de tener la bellaca!

MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA. “El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha"
Lo malo de ser un varón blanco heterosexual de metro ochenta con las facultades mentales dentro de la media es que no puedes decir absolutamente nada gracioso sobre una enana negra lesbiana con síndrome de Down sin que el grueso de la población mundial se te eche encima. A este fascinante mecanismo de control social se le denomina “corrección política”.

La corrección política ha conseguido que los libros de estilo de los periódicos sean actualizados con más frecuencia que los antivirus. Un buen día, por ejemplo, los paralíticos dejaron de ser paralíticos para ser inválidos. Entonces a alguien le pareció que inválido era una palabra horrible y dejaron de ser inválidos para ser minusválidos. Pero el minus le sentó mal a alguien, y pasaron a ser personas con movilidad reducida, que es lo que son ahora hasta que algún gilipollas diga: “¿Reducida? ¡¿Cómo que reducida?!”

Dicen algun@s que la palabra coñazo es machista a no ser que sea empleada en un sentido literal, algo así como: “¡Ven aquí, que te como el coñazo!” En ese sentido no es machista, ¿vale?

El problema es que, si hacemos caso a esa gente, hay palabras, como coñazo, que correrían el riesgo de desaparecer para siempre de nuestro idioma. Porque, seamos serios, ¿en cuántas conversaciones surge la necesidad de referirse a un “coño grande”? Eso por no hablar de lo relativo que resulta el tamaño del órgano sexual femenino (así, en frío, no soy capaz de saber si alguna vez en la vida he visto un coño notoriamente más grande que otro).

Si echamos mano de la etimología sin conocerla demasiado, como hacen los detractores del “lenguaje machista”, nos encontramos con otras expresiones que podrían llegar a ser muy problemáticas. No creo que a los liberales de izquierdas les haga gracia la expresión “hacer algo a derechas” como sinónimo de hacerlo bien. Y no creo que a los conservadores les guste la expresión “tener mano izquierda” referida a tener maña. ¿Y qué me decís de “adiós”? Como ateo, podría negarme a encomendar a Dios a las personas de las que me despido y negarme a que ellas lo hagan conmigo ("Eh, tío, Dios no existe, dime 'ta luego").

"Puta", hermosísima palabra española, presente incluso en nuestra más destacada obra literaria, como puede verse en la cita de arriba, es ahora una palabra perseguida. Más que eso, es un símbolo, el orgulloso estandarte de las palabras prohibidas.

Al parecer, en España los hombres ya no van de putas, sino de profesionales de la prostitución o mujeres víctimas de la explotación sexual. Con todo mi respeto hacia las putas y hacia su situación personal, ¿realmente necesitamos tanto background para que nos coman la polla por dinero? Es como si entramos en una Nike Store y pedimos “unas piezas de material sintético cosidas por menores chinos sin hogar en disposición tal que calienten nuestros pies” en vez de pedir unas zapatillas.

La manipulación del lenguaje ha llegado a tal grado que ahora, cuando un hijo de puta corre a hostias a su señora, para algunos resulta que es "terrorismo machista". Terrorismo, nada menos. Y claro, si el maltrato, luego llamado violencia de género, luego llamado violencia machista ahora resulta que es terrorismo, no tardará en llegar el día en que decir “coñazo” o “cojonudo” se considere apología del susodicho. O colaboración con banda armada, vete a saber.

Es lo que tiene vivir en un país de ricos con preocupaciones de ricos, que el hombre ya no viene del mono. Ahora es la persona quien viene del simio. Tócate l@s huev@s...

26 de octubre de 2008

EL BUENO DE JÖRG

Hace unas semanas murió Jörg Haider, líder del partido austriaco de extrema derecha “Alianza para el Futuro”. Y hace unos días se ha desvelado que Haider llevaba una doble vida; a pesar de estar casado, era homosexual y mantenía una relación secreta con el número 2 de su partido, su más inseparable colaborador. Para Haider apenas había diferencia entre hacerse una paja o follarse a su amante, ya que en ambos casos acababa corriéndose en su mano derecha.

Que Haider fuese gay ha supuesto un impacto brutal en la sociedad austriaca. Es como si en España se descubre que Ramón García fuma crack o que Ramoncín se baja discos del Emule.

Ahora sabemos que Haider y su amiguito estuvieron en un bar de ambiente horas antes de la muerte del primero. Allí, según testigos, tuvieron una gran bronca “como de pareja”. Luego, el líder ultraderechista, en estado de ultraembriaguez, tomó el coche y -oh, lágrimas, que empañáis la carretera- acabó chocándose contra un poste de granito. Haider, en definitiva, quiso morir como había vivido: comiéndose un poste. ¿Cómo no supimos verlo?

La homosexualidad de Haider despeja muchas de las grandes incógnitas de su vida. Por ejemplo, su obsesivo interés por los hombres que militaron en las SS. De esos hombres Haider llegó a decir que “sólo cumplían su trabajo”, y que Austria "debía honrarles". Ya, claro.

Haider, por supuesto, consideraba la homosexualidad una aberración. Quizá llegó a esa conclusión después de que un negro se lo follara toda la noche, en cuyo caso probablemente hasta el más liberal de nosotros acabaría pensando lo mismo. La diferencia es que Haider volvía noche tras noche a por más, y su dilatación crecía al mismo ritmo que su conservador electorado. Qué ingenuos fuimos creyendo ver el paso de la oca en lo que no era sino un escozor anal crónico.

Todos sabemos que la política está llena de cínicos y que la derecha más reaccionaria es un reducto de acomplejados, pero, de un tiempo a esta parte, la posmodernidad está llevando las cosas a un extremo absurdo. Llamadme intolerante, pero estoy seguro de que no se puede generar una raza aria a base de penetraciones anales. No se puede defender la familia tradicional media hora después de correrte en la boca de tu secretario general.

Si la posmodernidad sigue destruyendo prejuicios a este ritmo, acabaremos escuchando cosas como: “Muchos de mis mejores amigos son gays de extrema derecha.”

Será que no tengo alma, pero me alegro de que Haider se comiera ese último poste. Seguro que, en el infierno, miles de SS han apretado bien el culo.

24 de octubre de 2008

ENTREVISTA EXCLUSIVA A AL GORE


JOSE: Señor Gore, muchas gracias por concederme estos minutos.

GORE: Es un placer. Me han dicho que su blog es verde.

J: Eh… Sí, la verdad es que sí. Habrá oído que el expresidente español Jose María Aznar ha declarado que los profetas del cambio climático exageran.

G: Sí, lo he oído, pero no me importa, ¿y sabe por qué? Porque cuando Groenlandia se descongele y España quede sumergida, seré yo quien ría.

J: ¿Se reirá cuando se inunde España?

G: No, por supuesto que no, lo ha entendido usted al revés. Lo que quería decir es que yo tengo un Nobel y él un bigote, ¿de quién prefiere usted fiarse?

J: ¿En qué se basan sus predicciones sobre la deriva del clima?

G: En unos Powerpoints chulísimos, ¿no los ha visto? Aunque bueno, la verdad es que no son Powerpoints, ¿sabe?, son keynotes hechos con el iWork de Apple, que son mucho más fiables porque, como todo el mundo sabe, los Macs no se cuelgan jamás y son los ordenadores de la gente cool y librepensadora.

J: ¿Cómo van sus acciones en Apple?

G: Bien, gracias a Dios, pero es una época un poco dura, ya sabe, con todo este lío que han montado los judíos… Esperemos que las cosas se calmen pronto, de lo contrario tendría que empezar a vender mis ranchos, y eso sería terrible porque tienen un enorme valor sentimental para mí. Los 15.

J: Hablábamos de sus powerpo… de sus keynotes. ¿De dónde ha sacado usted esos datos?

G: Pues hombre, de empresas que estudian estas cosas. Por ejemplo, Generation Investment Management tiene unos informes completísimos donde se demuestra lo que yo digo en mis ponencias.

J: Pero esa empresa es suya.

G: ¿Qué sugiere?

J: No sugiero nada, esa empresa es suya, es un hecho.

G: Ésa es la típica demagogia neocon, no caiga en su juego, hijo.

J: Hay muchos ecologistas que dicen que el impacto medioambiental de los parques eólicos hace poco recomendable ese modelo de energía.

G: Los que dicen eso no son auténticos ecologistas, son amantes de los pajaritos, ¿cómo se llaman?

J: Pero es que algunos le acusan de negar el impacto medioambiental de los parques eólicos en base a sus enormes inversiones en empresas que impulsan este modelo de energía.

G: ¡Ornitorrincos!

J: ¿Cómo?

G: Los amantes de los pájaros, se llaman ornitorrincos. ¿Y sabe qué?, también morirán ahogados como no me hagan caso. Todo el mundo morirá ahogado si no me hace caso. Yo tengo un Premio Nobel, vosotros no. Jamás le han dado un Premio Nobel a nadie que no tuviese razón, le reto a que me diga un caso.

J: Henry Kissinger, Premio Nobel de la Paz en 1973.

G: ¿Qué tiene usted contra Henry?

J: Colaboró en la organización del golpe de estado de Argentina y en el de Urugay, organizó la Operación Cóndor en Chile, estuvo implicado en los bombardeos secretos de Laos y Camboya, y apoyó el régimen de Suharto, quien posteriormente fue acusado de genocidio.

G: Bueno, un mal día lo tiene cualquiera.

J: Oiga, ¿no es un poco excesivo cobrar 200.000 euros por una ponencia de una hora?

G: Pero ese dinero no es para mí, es para la fundación The Climate Project, que no tiene ánimo de lucro.

J: Pero esa fundación también es suya.

G: No es mía, es de todos, como el planeta.

J: ¿Pero usted la usa para desgravar?

G: ¿Sabes?, creo que tú y yo podríamos llevarnos bien. No te importa que te tutee, ¿verdad? ¿Qué te parece si te invito a una copa y charlamos tranquilamente sobre lo que de verdad implica el calentamiento?

J: ¿Me está haciendo una proposición, señor Gore?

G: Es sólo que te noto muy tenso, y la tensión no es buena para el clima. Vamos, guarda ese bolígrafo y deja que te hable de mi ejército verde…

J: Señor Gore, soy un hombre casado.

G: Yo también, pero permite que te diga una verdad incómoda: el matrimonio sólo significa lo que tú quieras que signifique. Haz como yo: actúa como si el mundo se acabara mañana.

J: Oh, qué demonios.

23 de octubre de 2008

NOS ROBAN HASTA LAS PALABRAS

O lo intentan.

Ayer me enteré de que la Asociación Víctimas del Terrorismo ha acudido a la Audiencia Nacional con el objetivo de interrumpir la gira teatral de unos amigos.

Esos amigos se llaman Tanttaka ("El Florido Pensil"), y han montado, junto a la compañía de danza Kukai y al pianista Iñaki Salvador, un espectáculo musical titulado “Hnuy illa...”

¿Su pecado? “Hnuy illa...” está inspirado en los versos del poeta vasco Joseba Sarrionandia. Y eso, según la AVT, supone "un ataque directo a la memoria y a la dignidad de las víctimas del terrorismo".

Sarrionandia es uno de los grandes nombres propios de la cultura y la mitología vasca. Militó en ETA y fue encarcelado por ello, pero en 1985 se fugó de Martutene escondido en el interior de un bafle del cantautor Imanol después de que éste diera un concierto en la cárcel. Desde entonces, Sarrionandia vive en la clandestinidad, y desde esa clandestinidad ha ido publicando su obra, que le valió el Premio Nacional de la Crítica de narrativa en euskera en el año 2001.

A la AVT le molesta que el montaje, que ya se ha paseado por Madrid, América Latina e Inglaterra, genere derechos de autor a Sarrionandia. Afortunadamente, la Audiencia Nacional ha actuado sensatamente archivando la denuncia ya que, según el magistrado Fernando Andreu, la AVT sólo especula sobre la intencionalidad de la obra "sin ofrecer dato alguno sobre la existencia de un ilícito penal”.

Los responsables de la Asociación Víctimas del Terrorismo deberían quedar en una cafetería, pedir unas cuantas tilas y plantearse por qué se dedican a perseguir a músicos y a bailarines. Por qué vierten infamias sobre una serie de personas que, desde hace 25 años, vienen demostrando su compromiso con la cultura, la democracia y la paz en el País Vasco. Y por qué les asustan tanto unos versos que, después de todo, sólo hablan de libertad.
La poesía no transforma nada, no convierte en fanático
a nadie,
pero hagamos algo por encontrar palabras de la medida
de nuestro país y de nuestro tiempo,
de una talla que pueda usarlas el mundo, el siglo
y la gente.
Joseba Sarrionandia

NOTA:

Tras leer varios comentarios, quiero aclarar que Sarrioandia nunca ha sido acusado de cometer delitos de sangre. Además, se ha pronunciado en numerosas ocasiones en contra de la "lucha armada".

22 de octubre de 2008

CALENDARIO DE GUIONISTAS 2: SLQH

Los compañeros y compañeras de Sé lo que hicisteis  me han enviado su aportación para el calendario de guionistas. Un abrazo para todo el equipo.


Si hay más guionistas por ahí que se animen a enviar su aportación, ya sabéis dónde estoy.

CALENDARIO DE GUIONISTAS

Los guionistas de televisión españoles nos hemos unido en una iniciativa sin precedentes. Hemos posado para un calendario cuyos beneficios serán destinados íntegramente a la asociación "Yo quería escribir novelas y mírame ahora". Aquí os dejo un adelanto.


20 de octubre de 2008

PACHA BILBAO

Resulta que van a abrir un Pacha en mi pueblo, un local de 600 metros cuadrados, que se llamará Sweet Pacha Bilbao. La ETA tiene que estar flipándolo.

Ayer El Correo publicó una entrevista con el que será su gerente, un tal Javier Larrea. En dicha entrevista, Larrea deja claro lo importante que es la cultura y lo que te pasa si no la tienes.

El señor Larrea, un joven de aspecto vigoréxico y con patilla fina (de ésas) dice que en Bilbao faltan sitios donde disfrutar de una botellita de Moët&Chandon, sitios donde los VIPS “puedan exhibirse”.

Y menciona a Shakira. Dice que los bilbaínos vamos a flipar porque, cuando abra su garito, gente como Shakira vendrá al pueblo. Lo que nos faltaba. Por si no teníamos suficientes problemas con los españoles ahora se nos va a llenar esto de sudamericanos.

Pero, para que nadie crea que Pacha no es sensible a las tradiciones locales, el tío, no es broma, deja claro que en el local también habrá pintxos. Es normal, todo vasco sabe que la farlopa entra mucho mejor con una buena crep de bacalao.

Pero ojito, porque Patxa Pintxo, que es como debería llamarse el garito, permitirá la entrada en zapatillas. Larrea explica porqué: hoy en día hay zapatillas que cuestan más que un traje. Ante semejante baño de sabiduría, poco se puede alegar, al menos sin un bate de béisbol en la mano.

Escribo esto con el fin único de desear toda la suerte del mundo a los promotores de Patxa Pintxo. No cabe duda de que Bilbao necesitaba un local con tanta clase como el vuestro porque, quieras que no, los pijos de Algorta no acababan de estar cómodos en las Herrikos.

Ya estoy deseando ver una kale borroka en la puerta del Patxa. Se va a cagar la Shakira esa.


PD: Mis felicitaciones a Luis Gómez, autor de la entrevista, que practica una ironía de una sutileza muy poco habitual en los medios convencionales.

18 de octubre de 2008

LOSDELGAS

Temazo donde los haya para mover el esqueleto este fin de semana. Un abrazo para Gorka y compañía.

FEO Y SIN COCHE

En la imagen, el coche de un nigeriano.
Una de las cosas más lamentables que te pueden pasar como varón es ser feo y no tener coche, como es mi triste caso.

El coche es un accesorio necesario para la mayoría de las personas y, en el caso de los hombres, es además un refuerzo de su virilidad y un contrapeso muy útil para equilibrar carencias de diversa índole. Para un macho, su coche, como todo el mundo sabe, es la metáfora cromada de su polla. De ahí que pocos hombres tengan un Twingo rosa.

Creedme si os digo que es lamentable, llegado casi a la treintena, tener una cita con una mujer y que ésta tenga que ir a recogerte en su coche. Es muy triste sentarte en el asiento del copiloto, ponerte el cinturón y pasarte el trayecto fascinado por eso que hace con los pies, por cómo mete las marchas, por cómo maneja esa tonelada de metal como si fuera parte de su propio cuerpo. Hace que te sientas como la puta reina del instituto y eso, quieras que no, te genera un montón de inseguridades (más).

Con el tiempo, a los hombres feos que no tenemos coche se nos empieza a poner cara de cheerleaders feas. Nos convertimos en la amiga gorda y bizca de la protagonista, ésa que desde el principio sabes que está destinada a acabar sus días como camarera en un Kentucky Fried Chicken.

Ni siquiera podemos sublimar nuestro odio contra el prójimo llamando hijoputa a un ciclista. Bueno, sí podemos hacerlo, pero tendría que ser desde la acera, con el consiguiente riesgo de que el ciclista se baje de la bici y te dé una somanta de hostias.

En los casos más extremos, el coche no es sólo la reafirmación de la masculinidad, es la masculinidad en sí misma. Imagínate a James Bond comprando un bono de metro y entenderás de qué te hablo. Los feos sin coche tampoco podemos fantasear con ser héroes de acción porque, claro, nadie puede salvar el mundo moviéndose en transporte público.

Tengo casi 30 años, acabo de renovar mi carnet de conducir, y puedo decir con orgullo que hace una década que no toco un volante. Ni siquiera recuerdo el orden de los pedales.

Cuento esto porque, mientras hacía el test psicotécnico, tuve una epifanía. Al tiempo que un señor calvo con bigote comprobaba mi reacción ocular con una lupa, me di cuenta de que ser feo y no conducir no es un handicap sino un estatus. Una Orden selecta y secreta a la que sólo un puñado de hombres pertenecemos, algo que no debe avergonzarnos, sino llenarnos de orgullo. Nada de metáforas fálicas. Asumimos el tamaño de nuestro pene con naturalidad, no necesitamos montarnos en él y ajustar los retrovisores. No somos nuestra polla. No somos sus esclavos. Somos libres.

Y en aquel momento, nada más comprender esto, miré al señor calvo con bigote y le dije:

-Sé que nunca me follaré a la reina del baile. Es el precio por formar parte de la Orden. Pero, ¿sabe qué?, es un precio pequeño por un honor tan grande.

Él asintió, sin duda convencido, y me dijo que, si era tan amable, pasara a la revisión auditiva.

17 de octubre de 2008

ME RÍO YO DE COPACABANA

Si ves esto por tu ventana es que eres rico.
Esta semana la prestigiosa editorial Lonely Planet ha publicado su lista con los 10 mejores destinos turísticos del mundo. Hasta aquí todo normal. La normalidad, sin embargo, acaba cuando uno lee que el segundo puesto de esa lista lo ocupa nada menos que Basque Country, que es definido como una región que comprende parte del norte de España y parte del sur de Francia.

¿Y eso de dónde se lo han sacado?, se preguntará alguno. Sencillo. Lo que Lonely Planet llama Basque Country no es una traducción del castellano (País Vasco) sino del euskera (Euskal Herria).

Euskal Herria, ya lo sabrás, es una región que comprende Euskadi, Navarra y el País Vasco francés. Y al contrario de lo que se cree por ahí, este concepto no es un invento moderno, sino que data del siglo XVI. Euskal Herria no es una unidad política pero sí cultural, basada en la unificación de los territorios donde se hablaba (y se habla) euskera. Igual te suena porque ETA mata en su nombre.

Por si fuera poco, el dominical del diario The Times ha publicitado esta lista, con brillantísimas fotografías, remarcando, más si cabe, las excelencias de esa pequeña región vascongada ubicada un poquito en Francia y otro poquito en España.

¿Es normal que Loney Planet y The Times se refieran con tal naturalidad a Euskal Herria como una entidad culturalmente independiente? ¿Y es normal que consideren Euskal Herria el segundo mejor destino turístico del mundo? Pues sí. Ambas cosas son completamente normales si, como es el caso, te han pagado por ello.

Hace un par de meses se publicaba esta noticia en la prensa vasca:
Euskadi busca turistas en Europa por la caída de los visitantes estatales
El Gobierno Vasco habilita un fondo especial de 1,5 millones de euros para «intensificar la promoción» (Fuente)
(“Un visitante estatal”, para el que no entienda los eufemismos vascos, es lo que de toda la vida se ha llamado “un español”.)

No es la primera vez que en Euskadi nos jactamos de logros internacionales que, en el fondo, no dejan de ser acciones de propaganda.

Hace un par de meses, Nature, una de las revistas más prestigiosas del mundo, publicaba un encartado -en inglés, claro- ensalzando las virtudes del I+D+i vasco. Nature, como cualquier estudiante de ciencias sabe, somete todos sus artículos a la validación de un comité de expertos que rechaza el 95% de los artículos que recibe. Claro que aquello no era un artículo. Era publicidad.

En la página 3 de aquel encartado, para aquellos lectores que no tuviesen claro qué es Euskadi, lo explicaban bien clarito:
“The Basque Country is a region between Spain and France.”
Ahora resulta que, según Lonely Planet y The Times, mi barrio -the beautiful old town of Bilbao- es más atractivo para los turistas que una playa de Copacabana. Noticia que coincide con el anuncio de la construcción de un segundo museo Guggenheim en Vizcaya. Y con la crisis.

Cualquier día nos despertaremos y Bilbao será la capital del mundo. ¡¿Pero cómo?!, exclamarán algunos. Pues como se hace todo en esta tierra. A golpe de talonario.

Será por dinero, la hostia...

15 de octubre de 2008

LA NUEVA CANCIÓN DE ENRIQUE BUNBURY


 
Viento en popa a toda vela,
Con cien cañones por banda,
Verde que te quiero verde,
Verde viento, verdes ramas.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Escribir, por ejemplo:
“Caminante no hay camino,
Vientos del pueblo me llevan.” (Bis)

Vendrá la muerte y tendrá tus ojos.
Juventud, divino tesoro,
¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?
Volverán las oscuras golondrinas.

13 de octubre de 2008

LEY DE VIDA

Hace unos meses, Cuatro emitía un reportaje en el que el siempre dicharachero Jon Sistiaga nos mostraba el mercado de las armas en Norteamérica. Paseaba por una feria mientras su voz en off remarcaba la inadecuada presencia de infantes en aquellos encuentros de amantes del sr. Smith y del sr. Wesson.

Entre los muchos personajes que desfilaban frente a la cámara, recuerdo uno que afirmaba que tener armas en casa le hacía sentirse más seguro ante un posible ataque. El intrépido Sistiaga, cejas en arco, le preguntaba de quién pretendía defenderse. Y el tejano, con la naturalidad de quien está convencido de tener razón, respondía:

“De mi Gobierno, claro.”

La voz en off de Sistiaga remarcaba entonces las carencias de la cultura norteamericana, madre del amor hermoso, cómo está el patio por aquí para que la gente crea que necesita armas para defenderse de su Gobierno.

“¿Es que en España la gente no lleva armas?”, preguntaba alucinado el tejano.

Y la sonrisa del europeísimo Sistiaga le decía que no, hombre, que aquí somos mucho más cultos y sensatos y confiados, y dejamos las armas exclusivamente en manos de la pasma, la legión, los escoltas y las mafias del este. ¿Para qué cojones vamos a necesitar armas nosotros, los hombres y mujeres de bien?

Creo que ésa fue la primera vez que pensé que en América la revolución aún era posible, mientras que en Europa el pueblo ya había sido derrotado y, además, lo íbamos pregonando por el mundo como unos perfectos gilipollas.

Me equivocaba, por supuesto. También en América el pueblo ha sido derrotado.

Stanley O'Neall ha ganado 161 millones de dólares al abandonar la presidencia de Merrill Lynch para que el Banco de América se haga cargo. Charles Prince ha conseguido 40 millones de dólares por abandonar Citigroup debido a las enormes pérdidas que su gestión ha provocado.

Mientras Lehman Brothers  negociaba su posible rescate con el Gobierno Federal, Richard Fuld, consejero delegado de la empresa, ganaba 17.000 dólares a la hora. A la hora. Por eso seguramente las negociaciones se alargaron tanto.

Y está, por supuesto, el ya célebre caso de los directivos de AIG, que festejaron el rescate gubernamental de su empresa gastándose 440.000 dólares en un balneario de lujo, con todo lo que todos imaginamos incluido.

Ahora el gobierno federal ha destinado 700.000 millones de dólares para salvar el sistema. El problema, todos lo sabemos, es que el sistema es toda esa gente de ahí arriba. El sistema es lo que ellos quieren que sea.

La Revolución francesa estalló por menos.

Si algo ha quedado claro en esta crisis, o lo que quiera que sea, es que la revolución como motor de cambio de la estructura social ya no es posible. La subversión ha sido aplacada sin llegar a tener lugar. Ni un chispazo. Ni un disparo. Ni una sola gota de sangre. Sólo editoriales tibios y presidentes sin poder alguno pidiendo calma y confianza en quienes se burlan de nosotros en cada dólar, en cada euro, en cada libra. En el siglo XXI el cinismo es moneda única, y la furia un arrebato adolescente de mal gusto, reducto de blogs y unas pocas conversaciones de cafetería.

Los ciudadanos, en cualquier parte del mundo, vamos a trabajar y, resignados, bromeamos con el posible fin del capitalismo, con el corralito, con la pérdida de nuestros ahorros. Y arrugamos la frente como hacen los viejos que ya han visto morir a muchos amigos y ven ahora morir a otro. ¿Qué le vas a hacer, hijo mío?

Es ley de vida.

12 de octubre de 2008

FRASES QUE ACABARÁN DICIENDO

OBAMA: Baja la capota, Mike, nadie sería tan estúpido de intentar eso otra vez.

PUTIN: El único problema del Tercer Reich fue su excesiva transparencia.

BERLUSCONI: Todos esos que me llaman mafioso deberían tener el valor de vivir lo suficiente para demostrarlo.

FIDEL CASTRO: Raúl, mi hermano, creo que ha llegado la hora de que llames a un cura.

JUAN CARLOS I: El 23-F estuve ocupadísimo, sobre todo por la mañana.

FELIPE GONZÁLEZ: Probablemente jamás sabremos quién fue el señor X, o como mínimo, no lo sabremos hasta que deje el gobierno.

AZNAR: Yo jamás he negociado con terroristas que estuvieran fuera de la ONU.

ZAPATERO: Todos los españoles debemos felicitarnos por tener una de las crisis económicas más fuertes y sanas de Europa.

ESPERANZA AGUIRRE: Si lo piensas, que el aire sea gratis es absurdo.

IBARRETXE: ¿Cómo iba a saber que esa chica era deficiente mental?, ¡parecía como yo!

10 de octubre de 2008

CAPÍTULO DE AGRADECIMIENTOS

Hoy, en plena tormenta financiera mundial, los vascos y vascas hemos estrenado un nuevo canal de televisión. Con dos cojones. Se llama ETB 3, es íntegramente en euskera y puede verse desde ya en TDT.

Y también hoy ha nacido eitb.com, un proyecto largamente gestado por un equipo de grandes profesionales que tuvo a bien implicarme en su trabajo y escuchar mis no siempre buenas críticas.

Quiero, desde aquí, desearles toda la suerte del mundo y agradecer a Lontzo Sáinz, director de eitb.com, y a Juan Diego, director de estrategia del grupo EiTB, el estupendo trato que me han dispensado.

Zorte on eta besarkada bat!

PD: Otro abrazo, por cierto, a la gente de Soitu, que también me han invitado a participar en su proyecto. De momento, lo he hecho así.

8 de octubre de 2008

ENTREVISTA EXCLUSIVA A “EL ESCRITOR”

Tiene 73 años. Viste de negro de pies a cabeza. Sus palabras se pagan tan bien como su silencio, aunque no parece rico ni mucho menos. Vive en una diminuta aldea mediterránea, me pide que no desvele dónde. Es el contador de historias mejor pagado del mundo, aunque hace 40 años que trabaja para un solo cliente al que a veces se refiere como Ellos y a veces como Los Hombres.

Sentados junto a la chimenea, se declara creador del efecto 2.000, del mal de las vacas locas, de la gripe aviar, de Al Qaeda y de la actual crisis financiera. De su mano (no tiene ordenador) han surgido los mejores miedos contemporáneos.

JOSE: ¿Cómo empezó a trabajar para Ellos?

ESCRITOR:  Verá, yo escribí una novela, una novela muy mala, allá por los años 70. Se publicó en un país, no diré cuál, y no la compró casi nadie. Pero uno de los que sí la compraron resultó ser la persona adecuada.

J: ¿De qué trataba la novela?

E: Era una distopía sobre una élite mundial que controla a la población mediante unas mentiras cuidadosamente estructuradas y difundidas masivamente.

El Escritor vive sin teléfono ni Internet. Tiene, eso sí, una tonelada de libros y un viejo pastor alemán.

J: ¿Cómo contacta con ellos?

E: No lo hago, no podría hacerlo, ni siquiera sé quiénes son. De vez en cuando, una vez cada varios años, me encuentro sobre mi escritorio un informe con unos cuantos apuntes. “Necesidades y objetivos”, lo llaman. Yo escribo una historia que responda a esas necesidades y a esos objetivos, y cuando la tengo lista, la dejo en el escritorio. Y una mañana, al levantarme, ya no está ahí. Así de simple.

J: Aquí está aislado, ¿cómo sabe que sus historias se materializan?

E: Tengo radio y unos pocos vecinos. El aislamiento total no existe.

J: ¿No se siente mal por esto? Está contribuyendo a un sistema fascista mundial encubierto.

E: Bueno, si no lo hiciese yo, otro lo haría. Al menos yo sé hacerlo sin la necesidad de que muera demasiada gente.

J: ¿Escribió usted el 11-S?

E: No exactamente. En mi versión un solo avión de pasajeros impactaba contra el Pentágono, lo que debía provocar, entre otras cosas, la subida del precio del oro, las invasiones de Irak y Afganistán, y la aprobación del Acta Patriótica, tal y como figuraba en el informe. Quizá mi planteamiento les pareció poco espectacular, no lo sé, pero lo de las torres no fue mío. En mi opinión, el 11-S fue terriblemente redundante y, en cierto sentido, superfluo. Con lo del Pentágono hubiese bastado. Murió demasiada gente por un mero efecto estético. No hacía falta.

J: ¿Cómo se le ocurrió la crisis financiera mundial?

E: Esta historia es vieja, tiene seis o siete años ya.  Creí que no se atreverían a ponerla en marcha hasta que la primavera del año pasado estaba yo escuchando una tertulia económica cuando uno de los contertulios mencionó, de pasada, que podía existir un cierto riesgo en las hipotecas subprime. Me dije: “Bueno, allá vamos”.

J: ¿Cuál será la siguiente gran crisis?

E: No se lo puedo decir, aunque, si escucha con atención, ya puede oírse su run run. Pero aún quedan años para que empiece de verdad, quizá 3 ó 5 ó 10 años.

J: ¿Alguna pista?

E: Sólo le diré una palabra: Internet. Es mi última historia, y yo creo que la mejor. No quiero volver a trabajar, ni para Ellos ni para nadie. Soy viejo y aún tengo muchos libros por leer.

J: ¿Me podría adelantar cómo acabará la crisis financiera?

E: No. Pero le aseguro que nadie se lo imagina. Salvo, por supuesto, Ellos. El final del efecto 2.000 fue un fiasco, no convenció a nadie, y me pidieron que me trabajara más los finales. Le aseguro que la Historia no olvidará el final de esta crisis. Le doy mi palabra.

Y con esa palabra le dejo en su casa. Pero antes de marcharme le pregunto, por pura curiosidad, qué libro está leyendo. Me responde:

E: “El Príncipe”, de Maquiavelo. Lo habré leído una veintena de veces y cada vez me río más.

Y azota la lumbre.

SANGRE DE NADIE EN BILBAO (ACTUALIZADO OTRA VEZ)

Que los políticos y medios de comunicación nos mientan a la cara es vergonzoso. Que hagan desaparecer un hecho lo es aún más.

Soy muy poco propenso a las conspiraciones, y si difundo lo que sigue es porque varias personas, sin conexión entre ellas, me han pedido que lo haga. Como último recurso.

Me limito a exponer los hechos, todos confrontados por distintas fuentes:

Según testigos, la madrugada del viernes al sábado, un coche perdió el control en el puente de San Antón (Bilbao) tras abandonar el barrio de Bilbao La Vieja, el barrio chino de la ciudad. Casi al final del puente, el coche invadió la acera, atropellando, según testigos, a dos mujeres (presumiblemente inmigrantes). El coche rompió la barandilla de piedra del puente y se precipitó cinco metros para caer en un aparcamiento (justo detrás del mercado de la Rivera).

Según testigos, el coche, de alta gama, recorrió el puente zigzagueando antes del atropello.

Según testigos, el sábado por la mañana todavía podían verse los restos de un gran charco de sangre junto al boquete de la barandilla.
Todo lo anterior, como habrá notado el lector, va precedido de “según testigos”. Esto es así porque ni un solo medio de comunicación, ni local un autonómico, se ha hecho eco de la noticia. (Error. Un medio sí se hizo eco. Fue "20 minutos" en este artículo.) Sólo hay una sola referencia en Internet, en el blog de un vecino.

Antes de escribir esto, he llamado al 010, información ciudadana de Bilbao. He preguntado el porqué de ese agujero en el puente, y me han dicho que en ese número no me podían informar y que me pasaban con la Policía Municipal.

Lo han hecho y ahí me ha atendido una chica muy simpática. Le he repetido que había un agujero de 8 metros en el puente de San Antón y, en cuanto he acabado de decirlo, ella ha respondido:

“Pues no, no tenemos información aquí en la centralita. Buenas tardes.”

Y me ha colgado sin dejarme decir nada más.

En ese mismo momento yo estaba en el puente. El boquete estaba precintado por la Policía Municipal.

No es agradable saber que alguien puede atropellar a dos personas en esta ciudad, en esta comunidad, en este país, y que los medios y la policía finjan que no ha ocurrido. Tanto los vecinos de la zona, como los inmigrantes y yo mismo nos quedaríamos mucho más tranquilos si alguien puede ofrecernos alguna información.

ACTUALIZACIÓN 1 

He recibido un mail. Lo pongo tal cual:
Hola, soy un amigo del conductor que chocó el viernes en el puente San Antón. Ignoro el por qué de la poca cobertura que se ha dado del accidente.
Te cuento lo que pasó: el conductor y cuatro amigos más volvían de la discoteca Fever, cuando, debido a la lluvia, perdió el control del coche, llendo a chocar lateralmente contra el muro, y atropellando a dos personas (no inmigrantes, sino dos punkis), una de las cuales se calló del puente, de una altura de cinco metros aprox. Ninguno de los atropellados corre peligro.
Mi amigo dio positivo en el control de alcoholemia.
ACTUALIZACIÓN 2

Me informan ahora, por mail y por comentarios, que elcorreodigital está borrando los comentarios que aluden al accidente del Puente de San Antón. ¿Paranoia colectiva... o no?