28 de marzo de 2012

Nace eldiario.es

Me llama Ignacio Escolar.

-Jose, que monto un periódico.

Le digo: ya lo hiciste.

Me dice: otro.

Y me dice: Juanlu Sánchez. Me dice Isaac RosaRafael ReigRosa María Artal.

Me dice quince nombres más y me dice ¿te apuntas?

Den la bienvenida a eldiario.es.


26 de marzo de 2012

Santa Semana


La próxima semana este constitucionalmente laico país se echará a la calle para venerar a una serie de muñecos, alguno de los cuales representa a criaturas mitológicas sacadas de un libro con casi 2.000 años de antigüedad.

Así empieza mi columna de esta semana para Radio Euskadi, que puedes escuchar aquí Dios mediante.

20 de marzo de 2012

Abandona toda esperanza

Ya es oficial: España será el balneario de Europa. Hasta ahora era solo una posibilidad muy probable, pero la crisis ha despejado las últimas dudas. Nuestros representantes políticos han hecho sus apuestas, y ni la ciencia ni la tecnología figuran entre las cartas. Y por más que alguno se lleve las manos a la cabeza, por más que Nature lo considere suicide, nuestros gobernantes lo tienen claro: España será un país de servicios o no será.

Desconozco qué indicadores maneja el Gobierno, pero su actitud presupuestaria confirma una absoluta falta de confianza en el sistema científico-tecnológico español. Es insultante, por tanto, que nuestra clase política siga negando los recortes presupuestarios en ciencia, y continúe mencionando (sin sonrojarse) la sociedad del conocimiento. Digámoslo claro: el Gobierno español no está apostando por una sociedad del conocimiento, sino por un modelo económico basado en la mano de obra. Un país de paletos sin formación que sirven copas y hacen camas a los chicos listos de Europa. La marca España se resume en un presidente que no habla inglés, una clase política corrupta y Almodóvar. 

Digan adiós a las becas y a los centros de investigación, despídanse de los campus de excelencia. Todo eso son caprichos de niño rico que ya no podemos permitirnos. Tu educación está por encima de nuestras posibilidades. Reventada la burbuja inmobiliaria, el Gobierno ha abandonado las pretensiones de figurar en la lista de los países más ricos del mundo y se conforma con no figurar entre los más pobres. Política de supervivencia, economía de zanja y paella. Científicos e ingenieros, diríjanse ordenadamente a la puerta de embarque. 

Investigación, desarrollo e innovación se han vuelto anglicismos. Se plantea otra reforma veraniega de la Constitución para incorporar el que inventen ellos al preámbulo. Abandona toda esperanza. Nuestros políticos ya lo han hecho.

13 de marzo de 2012

El mal mayor

Desde lo de Lehman Brothers Al Qaeda no es lo que era. Será que ya no compensa alterar el orden mundial, o que no hay dinero para ello, o que, muerto Osama, se acabó la rabia. Claro que, si la cuestión era destronar al imperio americano del Number One, no hacía falta matar a nadie; bastaba con fabricar coches más baratos.

Eso mismo ha descubierto ETA con el tiempo. No lo de los coches, sino lo de la futilidad. Cinco lustros matando y se despiden arruinados, con Euskadi llena de McDonalds y un López de lehendakari. Si algún día se escribe un libro sobre el Fracaso, ETA saldrá en la portada. 

¡Que viva la revolución!, twittea alguien desde el iPhone a través de una aplicación de pago (porque la interfaz de la aplicación propia de Twitter no le convencía mucho). 

Hay que apretarse el cinturón, ya sabes, es la hora de los sacrificios. Todos esos derechos que disfrutas nos salen un ojo de la cara y no tienen ningún retorno. Desde un punto de vista estrictamente económico, un pobre es más rentable muerto que vivo, así que ya saben: sean responsables y muéranse ordenadamente. 

Todo el mundo lo sabe: cuando las españolas vuelven a ejercer de putas es que ha llegado la hora del PP. El Titanic de pladur vira todo hacia la derecha, como Dios manda, a ver si con menos abortos el paro baja un milloncete. La derecha de siempre ha gestionado mejor el dinero, no en vano lo inventaron ellos (igual que inventaron a Dios y la frase “se empieza con los porros y”). 

Mientras los trabajadores se hacen a la idea de que perder sus derechos es bueno para todos, Galardón ratifica que, como buen hombre de centro, sabe más de moral que tú. Tras un periodo de reflexión, el ex alcalde de Madrid ha concluido que, en efecto, los úteros de España entran dentro de sus competencias. Y, si no te parece bien, ya sabes: a París o a pensar un nombre. 

Al fondo a la derecha, las Víctimas del Terrorismo Facción Collar de Perlas dicen que el conflicto vasco acabará cuando ellas lo digan, que para eso han estado en rehabilitación tantos años. Y, por cierto, el 11-M lo hizo quien Aznar diga que, filtre lo que filtre Wikileaks, Jose Mari es inteligente, respetado y, sobre todo, buena persona (como todos los que trabajan para Rupert Murdoch). Que no lo digo yo ni los adictos al Verde Oliva Casi Negro, sino el gran Pedro Jota, el único periodista que sigue creyendo que la prostitución intelectual, a base de lucirla, acaba por volverse veraz. 

¡Que desaparezcan los sindicatos! ¡Que mueran las televisiones públicas! ¡Que recorten en ciencia y en educación y en cultura!

Todo sea para evitar el mal mayor.