30 de junio de 2012

Política y ficción

Como puedes leer en la entrada anterior, Julio Somoano, nuevo director de informativos de TVE,  recomendaba en 2005 al PP "influir" en las series de televisión tanto de las cadenas privadas como de la pública. El objetivo era "colonizar"la ficción con ideas y personajes afines al PP. Parece una locura. Pero se hizo. Concretamente, durante el Gobierno Aznar.

Mariano Rajoy se interpretó a sí mismo en la serie "Jacinto Durante Representante". El capítulo se titulaba "La vida en Rosa". Disfrutad.


Vía Natxo López, guionista de varias series manipuladas por el PSOE como 7vidas, Hispania o Gran Reserva.

Enhorabuena, Somoano

Ayer Julio Somoano fue nombrado director de informativos de TVE. Hasta ahora dirigía y presentaba el informativo semanal de Telemadrid.

En noviembre de 2005, Julio Somoano, presentaba su tesis en la Universidad Autónoma de Barcelona para el Máster en Gestión de la Comunicación Política y Electoral. Se titulaba Estrategia de comunicación para el triunfo del Partido Popular en las próximas elecciones generalesEn ella, el periodista aconsejaba al PP "influir" en la televisión tal y como, en su opinión, hacía el PSOE. También en la pública.

Éste es un fragmento:

Tal vez no sea casual el hecho de que, desde las series de Globomedia (…) se lanzasen y se sigan lanzando, escena sí, escena también, un torrente de comportamientos con connotaciones políticas que acaban marcando tendencias en la forma de pensar.
Sólo un ejemplo: En la serie “7 vidas”, la de mayor audiencia de los domingos por la noche durante los últimos años, hay muchos protagonistas que se consideran de izquierdas. El único que dice que es del PP es el frutero: un hombre echado de casa por su mujer —que se ha ido con otro—,  ignorado por sus hijos  —de los que no se preocupa—, repudiado por las mujeres y manifiestamente misógino y xenófobo. 
El PP no debería dejar pasar estas formas de politizar el entretenimiento en televisión, igual que no lo ha hecho el PSOE, que en TVE ya ha retocado los guiones de “Cuéntame” para que quede clara la superioridad moral de su pensamiento. 
Creo, por tanto, que es justo felicitar a Julio Somoano ya que, siete años después, puede poner en práctica sus consejos y manipular la televisión pública.

Enhorabuena, Somoano. Lo has conseguido.

29 de junio de 2012

Luz

Las crisis no son buenas para casi nada, tampoco para la práctica y difusión del pensamiento crítico. En tiempos oscuros como estos que atravesamos, enfrentados a un cambio de paradigma en casi todos los ámbitos, la superstición y el fanatismo se hacen fuertes. La tolerancia y la voluntad de pacto son sustituidas en la arena política por el miedo y la pulsión, dando alas a posiciones extremas (extrema izquierda, extrema derecha y extrema desafección política).
Así empieza mi columna de este mes para El Correo Ciencia, que puedes leer completa aquí.

23 de junio de 2012

Autopsia del indignado español

Ésta es la historia del país que llegó a construir más casas que Alemania, Francia e Italia juntas. El país con la mayor tasa de cocaína por nariz de toda Europa y capital mundial de los billetes de quinientos. Una nación de emprendedores siempre dispuestos a poner en práctica innovadores planteamientos empresariales, como un aeropuerto sin aviones o un estudio de cine sin rodajes. Un país tan vibrante que los jóvenes apenas podían esperar a terminar su formación para lanzarse al mundo laboral. Y, de hecho, no esperaban. De ahí que, entre los récords nacionales, se encontrase también el de abandono escolar.
Así empieza mi "Autopsia del indignado español", que publico en la Orsai 7 y que puedes leer aquí.

22 de junio de 2012

Rajoy, el Caballero de la Triste Figura

Cada cual, Sancho, es hijo de sus obras.

Algunas personas tienen la mala costumbre de repetir con insistencia una mentira para ver si, de algún modo y con el tiempo, ésta se acaba volviendo verdad. Los psiquiatras llaman a eso negación psicótica. El resto de los mortales lo llamamos política.

Vimos síntomas muy evidentes de este trastorno en Zapatero. El más memorable episodio de negación psicótica tuvo lugar cuando, con la crisis ya derribando las puertas del país, el entonces presidente decidió que aquello era una “desaceleración transitoria”. La oposición y los medios de comunicación (que no eran de Roures) le desdijeron. Pero, como en el chiste, Zapatero resolvió que todo el mundo iba en dirección contraria… menos él. Y cuando la burbuja inmobiliaria reventó, nos explicó que aquello era, cito, “una desaceleración transitoria ahora más intensa”.

Lo peor de la negación psicótica es que, si uno pasa mucho tiempo con el paciente, se acaba contagiando. Lo vimos con el gabinete de Zapatero, que, todos a una, empezaron a ver brotes verdes donde los demás solo veíamos musgo.

Al actual presidente del Gobierno, el trastorno le ha sobrevenido inusualmente pronto y con inusual virulencia. Rajoy llegó a la Moncloa prometiendo verdad y previsibilidad. Lo que no prometió fue cordura. Y ahí nos pilló. 

Ni Rajoy ni su gabinete ven rescate en el rescate. The Guardian, New York Times, Washington Post, Francia, Alemania, Estados Unidos, todo el mundo circula en dirección contraria menos Rajoy y el Gobierno de España. Todo el mundo ha perdido la perspectiva menos ellos, los únicos cuerdos del manicomio.

Al menos, y por esto debemos felicitarnos, han conservado la cordura suficiente como para no tratar de imponer su locura a los medios extranjeros. Aznar no puede decir lo mismo. El 11 de marzo de 2004, el Gobierno de España quiso convencer a todo el mundo de que los atentados de Madrid eran obra de ETA. La negación se mezcló con la histeria, y a los inquilinos de Moncloa no se le ocurrió otra cosa que telefonear a los corresponsales de los medios internacionales para transmitirles LA verdad. Aquel intento de manipulación fue denunciado públicamente por el Círculo de Corresponsales Extranjeros, The Washington Post y Libération. (Quizá por eso, un par de años después, Rupert Murdoch contrató a Aznar como consejero de News Corporation… o, mejor dicho, como correveidile.)

El actual presidente del Gobierno presenció (tomó parte) en aquel bochornoso incidente, de modo que no va a repetir ese error. Su opción es mucho más elegante: obviar al resto del mundo. Que se vayan al infierno.

Rajoy empieza a tener ya esa expresión de profundo desconcierto, esos ojos de incipiente demencia que recuerdan al Zapatero de los últimos meses. En sus escasas comparecencias, mira a la prensa con el ceño fruncido, pero no es enfado, es otra cosa. Extrañeza, quizá. Alucine. No puede entender que todos veamos molinos en los gigantes ni cueros de vino en los malandrines.

Esperemos, por el bien común, que el presidente recupere la cordura lo antes posible -improbable- o, en su defecto, se retire a un largo reposo. Ya tiene barba blanca y triste la figura. Solo le resta ponerse un orinal en la cabeza y partir así a Bruselas. A desfacer agravios.

14 de junio de 2012

Jot Down: "El extraño origen de Humor Amarillo"


Estreno columna en Jot Down Cultural Magazine, titulada Risas Enlatadas. Tratará sobre televisión en el sentido más amplio de la palabra (lo cual quiere decir que escribiré sobre lo que me apetezca, pero, en algún momento, meteré la palabra televisión).

Para la inauguración, he pensado que era buena idea contar el nunca desvelado origen de "Humor Amarillo". Lo tienes aquí.

11 de junio de 2012

Discurso de Rajoy (versión descartada)



Buenos días. 
Como todos ustedes saben, hemos sido rescatados. No ha sido fácil, dado que nuestra imagen en Europa es de un país corrupto y desorganizado que ha vivido una era dorada debido a las ayudas europeas y a la especulación.

Me estreno en Zona Crítica, el blog de lanzamiento de eldiario.es con la versión descartada del discruso que Rajoy dio ayer. La tienes aquí.

9 de junio de 2012

Adelanto portada La Razón


El insostenible modelo de televisiones públicas

Hoy el Foro de Asociaciones de Guionistas Audiovisuales ha celebrado una reunión en Valencia en la que he tomado parte junto a guionistas, directores, productores y técnicos audiovisuales. El objetivo, analizar las amenazas (reales) a las que están sometidas las televisiones públicas de ámbito autonómico. Éste es el documento que se ha redactado al final de la jornada:

El Congreso de los Diputados está actualmente tramitando la modificación de la Ley de Comunicación Audiovisual, que permitirá la privatización de las televisiones autonómicas. El argumento que utilizan los políticos para justificar esta medida es que el actual modelo es insostenible. 
Estamos de acuerdo. 
Es insostenible que las televisiones autonómicas sean utilizadas como herramientas partidistas. 
Es insostenible la opacidad que permite el despilfarro de dinero público. 
Es insostenible que su gestión recaiga en cargos de designación política sin la cualificación profesional necesaria. 
Sin embargo, la solución no es liquidar el modelo. No podemos permitir que estructuras productivas que han costado mucho dinero público a lo largo de tres décadas se malvendan para favorecer intereses privados. 
Las televisiones autonómicas nos pertenecen a todos los ciudadanos y perderlas supondría renunciar a una parte fundamental de nuestro patrimonio social, cultural y económico. 
Estamos convencidos de que las claves para que las televisiones autonómicas sean sostenibles son: 
Independencia

Es necesario establecer mecanismos que garanticen su independencia respecto al poder político.Un director general no puede ser nombrado por el gobierno de turno sino por una mayoría de dos tercios del parlamento. 
Transparencia

Los ciudadanos deben conocer exactamente en qué se invierte su dinero. 
Eficiencia

En un momento de grandes limitaciones presupuestarias es imprescindible una gestión eficaz de los recursos. 
Rentabilidad social

Las televisiones autonómicas deben informar con imparcialidad y producir programas de entretenimiento y ficción de calidad, con vocación de liderazgo. Deben ser una herramienta fundamental de cohesión social y de difusión de la cultura y lengua propias. 
También es importante resaltar que las televisiones públicas autonómicas son el principal motor de las industrias audiovisuales de sus comunidades creando riqueza y empleo estable y de calidad.

4 de junio de 2012

Malpensando: Contrición

Mi columna de esta semana para el programa "Más que palabras", de Radio Euskadi, sobre cómo la economía se ha alejado del método científico y ha ido convirtiéndose en una rama de la teología.