25 de junio de 2013

TEDxZaragoza: Matad al científico

El 21 de septiembre participaré en TEDxZaragoza (información e inscripciones) con la charla "Matad al científico". Aquí, una aproximación del tema que trataré:


Por extraños avatares de la vida, hace un par de años acabé dirigiendo un programa de televisión sobre ciencia y sus alrededores. Se titulaba Escépticos y trataba temas como las medicinas alternativas, la astrología, la religión o los transgénicos. Incluso dedicamos un programa al fenómeno OVNI. La idea era aportar una mirada escéptica a las pseudociencias, poniendo de manifiesto la evidencia científica (es decir, lo que sabemos a ciencia cierta a día de hoy) y separando el hecho demostrado del rumor sin fundamento.

El programa se emitió en la televisión autonómica vasca, donde no lo vio casi nadie. En internet, sin embargo, tuvo una cierta repercusión. Muchos blogs y medios digitales alabaron el tratamiento que hacía el programa, pero muchos otros nos acusaron de dogmáticos y cientifistas. Algunos columnistas nos acusaron de estar comprados por la industria farmacéutica o por la telefónica o por todas a la vez. Las críticas más furibundas llegaron de los medios y periodistas más próximos a la izquierda.

¿Acaso no podía ser que la homeopatía funcionase?, se preguntaba un periodista. ¿Acaso no era posible que la ciencia todavía no hubiese descubierto ese algo que subyace en un producto homeopático? ¿Acaso no puede ser que, dentro de diez, veinte, treinta años, descubramos que los móviles provocan cáncer? Al fin y al cabo, ya nos mintieron con el tabaco.

Tras la emisión de programa (aunque no necesariamente como consecuencia), varios divulgadores científicos decidieron remangarse y crear grupos de trabajo en partidos políticos de izquierdas. El propósito era despojar de creencias anticientíficas el ideario de estos partidos. Algún avance se produjo, como la “Resolución de rechazo a la homeopatía y las terapias pseudocientíficas” aprobada por Izquierda Unida en 2012.

Sin embargo, una amplia masa social de izquierdas sigue desconfiando de la ciencia al considerarla un brazo del establishment neoliberal. Eso no sería un problema si no fuese porque esa desconfianza lleva al fomento de peligrosas majaderías, como el movimiento antivacunación.

En la charla “Matad al científico” desarrollaré mi punto de vista sobre esta relación entre izquierda y pseudociencia. Luego abrazaré a un árbol y me iré a mi sesión semanal de sanación cuántica.

8 comentarios:

  1. Cientifista o cientificista?

    ResponderEliminar
  2. Y no te olvides de bajarte esa app para el phone (el que sea) que mediante ondas electromagnéticas te equilibra los chacras. O algo así.

    ResponderEliminar
  3. El término «cientificista» como insulto es realmente gracioso. Criticar a alguien por creer solo en evidencias probadas y repetibles. Es como acusar a alguien de creer en la realidad frente a la fantasía y llamarlo «realidadista» como si fuese algo malo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad no. Cientificista no es lo mismo que científico, sino que supone aceptar la ciencia como dogma, convirtiéndolo en una nueva religión. http://es.wikipedia.org/wiki/Cientificismo

      Eliminar
    2. No es posible transformar la ciencia en religión, puesto que la ciencia solo acepta evidencias probadas y repetibles, insisto. Para ser una religión tendría que aceptar como dogmas hechos y datos sin ningún tipo de respaldo empírico, e imposibles de contrastar.

      Eliminar
    3. La ciencia en sí no puede ser un dogma, pero una persona puede tener creencias dogmáticas sobre afirmaciones con autoridad científica o tomar algo no probado como falso. Por ello el cientifismo es lo más alejado de la actitud científica: la humildad.

      Eliminar
  4. Me uno a tu sesión semanal de sensación cuántica. Muy bueno.

    ResponderEliminar
  5. Me parece que un programa televisivo de divulgación debe ser lo más precabido y humilde posible. No he visto el programa, pero el tono de este artículo es algo contrario a la humildad, un valor básico para conocer el mundo de una manera científica. Creo que la desconfianza a la ciencia por ser parte del establishment neoliberal no es tanto a la ciencia misma sino a la industria que se basa de esta para rentabilizarse al máximo (veáse el salmón transgénico) aunque ello lleva a afirmaciones científicamente erróneas, como por ejemplo que todos los transgénicos son malos.

    Por otra parte, creo que el término medicinas alternativas tiene una connotación negativa aunque sea un concepto que reúna una gran cantidad de técnicas y disciplinas. Me parece que científicamente hablando nos queda mucho por recorrer, y rechazar como falso ciertas disciplinas que no reúnen las suficientes evidencias científicas, me parece arrogante. En esta vía, son muy interesantes los estudios sobre el efecto Placebo y Nocebo. Igual investigar estas prácticas pseudocientíficas a través de este efecto puede ser muy interesante.

    ResponderEliminar